Medios de pago


Pago del Impuesto sobre los Ingresos Brutos DIRECTO: Pago Fácil, Rapipago y BPN.

Impuesto Inmobiliario : Pago Fácil, Rapipago, BPN, Cajeros Automáticos de Link o Homebanking, (únicamente para impuesto no vencido) ; PagoMisCuentas y adhiriéndose en esta DPR Débito Automático de Cuentas Bancarias y de Tarjetas de Crédito:  MASTERCARD o VISA

Impuesto sobre los Ingresos Brutos Convenio Multilateral SIFERE: Jur. 915 BPN, pago electrónico con las redes Interbanking, Banelco y Link.

CM03 Volante de Pago SIN DISQUETTE. Opciones de Pago ( Elija Sistema Sifere - Opciones de Pago Disponibles)

Impuesto de Sellos: BPN Exclusivamente 
Sistema opcional de emisión de TIMBRADO FISCAL o TASA mediante los cajeros automáticos  de la red LINK, accediendo por la opción LINK PAGOS. Debe ingresar el Nº de DNI (cód. Link) e indicar el valor fiscal a obtener.

 

bpn

Dictamen Técnico de la OFEPHI sobre Transporte y Servicios Complemetarios a la Actividad Hidrocarbur
DICTAMEN TECNICO DE LA OFEPHI DEL 06/06/96

DICTAMEN TECNICO DE LA ORGANIZACION FEDERAL DE LOS ESTADOS PRODUCTORES DE HIDROCARBUROS SOBRE LA APLICACION DEL IMPUESTO A LOS INGRESOS BRUTOS PROVINCIALES AL TRANSPORTE Y A LOS SERVICIOS COMPLEMENTARIOS DE LA ACTIVIDAD HIDROCARBURIFERA.

1.-Antecedentes:

Con fecha 14 de Noviembre de 1994 los Señores Gobernadores de las Provincias productoras de hidrocarburos, el Señor Presidente de la Nación, el Ministro de Economía de la Nación y la totalidad de las empresas petroleras firmaron el “Pacto FISCAL de los Hidrocarburos”, una de cuyas previsiones estaba referida al rubro en cuestión en los siguientes términos:

“...Las Provincias se comprometen a no incrementar la carga tributaria aplicable a los Permisionarios de Exploración, Concesionarios, y otros titulares de derecho de explotación, con los alcances propiciados por el Artículo 56° inciso a) del Proyecto de Adecuación de la Ley N°17319 cuya redacción se agrega como Anexo I. Respecto del transporte y los servicios complementarios de la actividad hidrocarburifera, que las partes enumerarán de ACUERDO en un plazo de treinta días se mantendrá la carga tributaria vigente ponderada para todo el sector de las Provincias firmantes; en ningún caso dicha adecuación podrá significar gravarlos con alícuota superior al 3,5%, ni una disminución en más del 1% respecto de la alícuota actualmente vigente en cada jurisdicción” (artículo primero).

2.- Cuestión Previa:

Las Provincias Productoras dieron prioridad durante el primer año de vigencia del ACUERDO a la implementación de la alícuota uniforme del 2% prevista para la explotación (producción primaria) de petróleo y gas, lo que como se recordará significó que algunas Provincias (por ejemplo Neuquén) debieran bajar la tasa del 3% al 2%; una de las dificultades sobrevinientes  fue la demora por parte de la Nación en implementar la reducción de aportes patronales que comprometía el Pacto arriba mencionado. Sobre fines de 1995 el asunto resultó finiquitado con el cumplimiento por la totalidad de las partes de lo acordado.

3.- Tratamiento:

Desde comienzos del año en curso la Organización se abocó al tratamiento del tema “Transportes y Servicios Complementarios” habiendo sido considerado en todas las reuniones de Comité Ejecutivo, en algunos casos con funcionarios de la Dirección de Rentas, en otros casos con los representantes de la CEPA (Cámara de Empresas Petroleras Argentinas) y con múltiples y frecuentes intercambios de propuestas de nomenclador del transporte y los servicios, en las que se involucró también a la CIP (Cámara de la Industria del Petróleo) y de la CEOPE (Cámara de Empresas de Operaciones Petroleras Especiales). Esta consideración puede decirse que ha sido exhaustiva y que concluyó con el presente dictamen técnico que acompañamos, que condensa un alto grado de consenso y que por lo tanto puede tomarse como base cierta para las determinaciones propias de la Provincias.

4.- Alícuota:

El punto de partida del análisis del tema condujo a relevar una gran dispersión de tasas en las Provincias hidrocarburíferas a saber:

Mendoza aplicaba una tasa de 5% para algunos servicios petroleros como resultado de una sumatoria de una tasa básica más un “Adicional Sustitutivo de Sellos e Ingresos Brutos” (ASSIB); la Provincia de Tierra del Fuego aplicaba una alícuota del 4,5%; en tanto la Provincia de Formosa tiene vigente una tasa del 3,7%. La Provincia de Salta aplica una tasa del 3,5%;  Chubut, Jujuy, Río Negro, La Pampa y Santa Cruz tienen en aplicación una tasa del 2,5%, en tanto Neuquén estaba rezagado con una tasa del 2%.

Por otra parte, también resultó que eran muy disímiles las definiciones del impuesto y las actividades  comprendidas en el rubro específico de servicios petroleros por parte de las distintas Provincias, no habiendo dos listados de servicios que sean iguales, por lo cual en muchos casos hay servicios que tributan tasas generales más altas que las propias de la actividad, en otros casos la tasa general para algunos rubros son más bajas que las tasas especiales, y existen Provincias en que muchos servicios tributan junto con rubros propios de la construcción, de los servicios en general, de las actividades profesionales, etc.

Finalmente resulta una dificultad adicional la determinación de las tasas impositivas que corresponden a cada uno de los diversos rubros enumerados, que por otra parte no sólo cambian año a año sino también que han tenido distinto tratamiento y distinta significación dentro de un mismo ejercicio FISCAL.

Por ello, han resultado vanos los intentos de lograr la sistematización y materialmente imposible la cuantificación de todos estas variables, dado que en muchos casos se carece de datos, series o estadísticas fehacientes por no ser llevadas discriminaciones, desagregaciones y cuantificadas las porciones de los impuesto que corresponden a cada rubro.

Si a ello se le suma un cierto grado de evasión tributaria, la aparición de moratorias y condonaciones impositivas y la aplicación de recargos de multas o intereses no discriminados, todo ello conforma un panorama prácticamente irreconstruible respecto de la significación ponderada del impuesto que hoy entendemos como “Transporte y Servicios Complementarios de la Actividad Hidrocarburífera”.

Consecuentemente debe adoptarse otro procedimiento para lograr la aplicación de la estipulación del Pacto FISCAL respetando conceptualmente sus estipulaciones.

5.- Dictamen sobre el Listado:

Conforme a lo adelantado en el punto 3 del presente, esta Organización sugiere a las Provincias adoptar para la definición del “Transporte y Servicios Complementarios de la Actividad Hidrocarburífera” el listado que se agrega como anexo I del presente, con estas salvedades: que el mismo no debería adoptarse como taxativo atento las características cambiantes de estos servicios, la distinta definición que utilizan las empresas para una misma actividad y la necesaria previsión de los adelantos tecnológicos que se van incorporando incesantemente a la actividad, lo que resulta más notorio en los últimos tiempos por la presencia de prestadores de otros piases o de representantes nacionales de equipamientos y servicios extranjeros.

Merece un párrafo aparte la singularidad de las explotaciones y exploraciones off shore que deberán adicionarse por parte de las Provincias con cuencas sedimentarias marinas.

Queremos poner de resalto los indudables beneficios que tendrá a la adopción una definición uniforme o similar de estas actividades por cuanto estando comprendidas en el Pacto que nos ocupa podrían llegar a constituir una isla tributaria especial, dentro de la recomposición general de impuestos que están en tratativas entre el Estado Nacional y las Provincias.

Por ello, nos permitimos encarecer una rápida adopción de este nomenclador dejando a salvo -como no podría ser de otra manera- que se trata del ejercicio de facultades jurisdiccionales propias de las Provincias y que siendo ajena a toda intromisión por parte de los poderes centrales, también -con mucha más razón- el aporte de esta Organización Provincial no puede ser a otro título que el de sugerencia.

6.- Dictamen sobre la alícuota:

De ACUERDO a lo discurrido en el párrafo 4 precedente entendemos que el sistema de tasas sobre “Transportes y Servicios Complementarios de la Actividad Hidrocarburífera” debería establecerse en una banda entre el 2.5% y el 3,5%, considerándose en un 2,97% al 3,01% una alícuota media en base a los cálculos matemáticos efectuados.

Adoptando estas premisas, la Provincia de Mendoza (Ley 6367) ha reducido su alícuota al 3,5%, que si bien en algunos casos supera la reducción del 1% pautada como máximo en el Pacto FISCAL, atento las modalidades que contenía el tributo en estas Provincias, puede considerarse perfectamente encuadrada en lo previsto.

De mismo modo, la Provincia de Tierra del Fuego (Ley 290 y Decreto 904) redujo su alícuota al 3,5% dando también cumplimiento cabal al ACUERDO.

La Provincia del Neuquén -que notoriamente era la más rezagada en este rubro- debería corregir en más su alícuota existente, pero sin llevarla el tope del 3,5%, entendiéndose que lo más propio sea la adopción de la tasa media arriba inferida.

Respecto de la Provincia de Formosa, seria necesario una pequeña disminución de 2 décimos a su actual tasa.
Las restantes Provincias deberían mantener sus tasas actuales ya que en todos los casos están dentro de la banda del 2,5% al 3,5% y cualquier movimiento que implementaran tal vez distorsionaría el modelo .
 

Sede Central

Alcorta 287 (Esq. Misiones)
(8300) Neuquén Capital.
Horario: 8:00 a 13:00 hs

Delegaciones del Interior
de la Provincia.

En Ciudad Autónoma
de Buenos Aires
de 10:00 a 15:00 hs.

 

Pedí Tu Factura


Pedir la factura es el camino más directo para combatir la evasión. Cuando comprás y no te dan ticket, o bien imprimen un comprobante de venta falso (es decir que no tiene valor fiscal), no sólo defraudan al Estado sino que también te estafan a vos.

El responsable del negocio está cobrando en el precio del producto o servicio todos los impuestos, pero al no facturar termina siendo él quien se queda con ese dinero.

Eso provoca que recursos indispensables para garantizar educación, salud, seguridad e inclusión social, entre otros servicios que ayudan a mejorar la vida de la gente, no lleguen a su destino.